¿Cómo evaluar la calidad de las prendas? Guía para principiantes.

tejidos-merceria-accesorios-patchwork-entretelas-vitoria-prendas-armario

¿Cómo evaluar la calidad de las prendas? Guía para principiantes.

Para construir un buen guardarropa debemos saber reconocer cuándo una prenda es de calidad. No se trata que solo sea bonita, muchas veces esas bonitas piezas en los estantes no nos duran ni la mitad de una temporada una vez las traemos a casa.

Distinguir entre una pieza bien elaborada y duradera es primordial si quieres buena calidad en tu guardarropas. Para lograrlo debes saber cuáles son las propiedades que distinguen la ropa de calidad de las de baja calidad.

En este artículo hemos querido proporcionar una introducción que te ayudará a evaluar la calidad de las prendas. Vamos a mencionar distintos aspectos técnicos, así que recuerda guardar esta publicación y consultarla cada vez que lo necesites, hasta que aprendas de memoria todo este conocimiento.

Vamos con lo primero: ¿qué es la calidad?

Antes de entrar en los criterios técnicos de cada tipo de tejido y evaluar la calidad de una prenda, debemos conocer el concepto más básico que hila esta publicación: ¿qué es la calidad? y ¿cómo se distingue una de alta calidad de una baja?

Seguro has notado que cuando hablamos de calidad nos referimos a una variedad de cosas: queremos que la ropa sea duradera, resistente, que mantenga la misma forma, que se adapte a la forma de nuestro cuerpo. También, que se sienta bien en la piel y que no se dañe después de unas cuantas lavadas.

Para que una prenda cumpla todos estos requisitos depende de sus componentes y de cómo funcionan todos juntos: las costuras, la tela, el forro, la confección y hasta los bolsillos y botones.

La distinción principal, entre los fabricantes de alta calidad de los de baja, está en que no solo se aseguran que la prenda se vea bien, sino que continúe luciendo perfecta después de muchas lavadas y usos.

Es importante comentar que todo esto requiere de tiempo y dinero. Por eso es difícil encontrar en tiendas económicas prendas de buena calidad. La reducción de costes está a la orden del día en las piezas económicas. Lo importante es que se vean bonitas para poder venderlas, dejando a un lado la calidad de la confección, las costuras, etc.

También es preciso mencionar que no siempre la calidad de una prenda está ligada a su precio. Podemos encontrar artículos económicos con buena calidad y otros caros de muy baja calidad. Así que: ¿cómo puedo asegurarme de que estoy comprando una pieza de calidad?

Propiedades generales de los tejidos

La primera intuición que tenemos respecto a una prenda es que la tela es el componente más importante que tiene. Sin importar cuántos detalles tenga o lo bien que se vea una prenda. Si esta tela es áspera, nunca la añadiremos a nuestro guardarropas.

Así que para evaluar los tejidos nos basamos en dos principios:

·        La calidad del tejido en sí.

·        Y si es adecuado para un tipo particular de prenda.

El primer punto es bastante simple. Hay componentes que distinguen la calidad de la tela con respecto a otros. Más abajo nos encargaremos de contarte las propiedades que distinguen la calidad de los tejidos más importantes.

En cuanto al segundo punto, si la tela es adecuada para un artículo sin importar su calidad, está relacionado con qué tela es mejor para trabajar una prenda. Por ejemplo, no usamos seda para un abrigo de invierno. Nos basamos en el uso de la prenda para escoger la tela.Si es para actividades deportivas, para eventos formales o para dormir.

El uso que vamos a darle es el que decide el tipo de tela que le daremos a ciertas prendas. Ten en cuenta que no hay telas “buenas” o “malas”. Cada tejido tiene sus ventajas y es necesario conocerlas a fondo para escoger la más adecuada para un proyecto.

1.     Algodón

Este tejido es uno de los favoritos de las personas por sus propiedades: es suave, duradero, versátil y muy económico. Lo que convierte al algodón en una tela de calidad es la longitud de la fibra, es decir, el conjunto de fibras individuales que lo componen.

Las fibras de algodón más largas se consideran de mayor calidad que las de fibras cortas. Esto se debe a que mientras más larga se pueda hilar en un hilo más fino, se unen con más fuerza las fibras, volviéndola duradera.

Otra de sus ventajas principales es que es blanda, se pueden convertir en un hilo suave. Asimismo, la transpirabilidad es otra de las razones que vuelven este tejido en uno de calidad.

La longitud de la fibra del algodón va a depender de su origen y tipo. Existen tres tipos conocidos:

·        Algodón Pima

·        Sea-Island

·        Egipcio

Si una prenda está hecha con cualquiera de estos algodones, seguro que estará marcado en la etiqueta. Sin embargo, los nombres no están controlados, por lo que debes asegurarte de verificar la calidad de la tela antes de comprar el artículo aunque marque estos nombres.

¿Cómo saber cuándo el algodón es de fibras largas?

Lo primero: ¡tócalo! Toda tela de algodón por muy gruesa o rígida que sea debe sentirse suave al tacto. Si no es así, es probable que esté hecha de fibras cortas. Esto indica que no será duradera a largo plazo.

Si sientes que se forman bolitas en su superficie, no es algodón de calidad. Coloca la prenda a contraluz. Si es muy fina y se ve transparente porque deja pasar mucha luz, quiere decir que no es densa. Así que no será duradera.

El algodón se hila en patrones regulares de filas suaves. Así que fíjate bien en los hilos que componen la tela. No debe haber espacio entre los hilos individuales ni diferencias de tamaño entre ellos.

2.     Lino

El lino es un tejido de fibras naturales lisas pero no elásticas. Esta tela es ideal para el verano porque es muy transpirable, se seca rápido y no deja pelusas. En cuanto a la calidad, este tiene menos diferencias con la baja calidad. Podemos decir que cualquier prenda que tenga un alto porcentaje de lino, ya es una señal de que es buena.

Ten en cuenta lo siguiente si quieres comprar prendas de lino de calidad:

Aunque el lino no es suave por naturaleza, si se siente muy áspero es probable que esté hecho de fibras cortas de baja calidad.

La única desventaja que tiene el lino en sí mismo es que no es muy elástico, por lo que se arruga con facilidad. Antes de comprar una prenda de lino, asegúrate de mirar que no posea arrugas permanentes o fuertes pliegues, ya que se acentúan con el uso.

El lino es muy fino por lo que no tiene “destellos”, no es una tela brillante. Si buscas una prenda fresca y duradera la combinación de algodón con lino es lo mejor. Además, esta mezcla tiende a arrugarse menos y es más suave que el lino puro.

3.     Lana

La calidad de la lana depende de varios factores:

·        El diámetro de la fibra.

·        Las fibras individuales que componen el tejido.

·        La raza, la dieta y el estrés del animal que la produjo.

·        Y la forma en la que se manipularon las fibras durante la fabricación.

El diámetro de la fibra de lana se mide en micrones. Las fibras que poseen de 25 a 30 micrones se utilizan para prendas. Las fibras más gruesas se usan para alfombras, mantas, ropa de invierno.

La lana más fina es más cara, ya que es más suave y difícil de fabricar. Teniendo esto en cuenta te damos algunos consejos para evaluar la calidad de la lana:

Tienes que evaluar las fallas de fabricación, es decir, la lana no puede tener nudos, agujeros, hebras sueltas o espacios entre los hilos individuales. Esto se debe a que con el uso, si la fibra está rota se hará más grande la rotura.

La lana es de las telas que crea bolitas de fibras de manera fácil en la superficie del tejido. Las variantes de mayor calidad aprietan más las fibras individuales para evitar estas formaciones. Las prendas de lana deben ser elásticas. Una forma de verificarlo es estirando la prenda y ver si vuelve a recuperarse o se mantiene estirada.

Si coges la prenda y puedes ver a través del tejido, estamos hablando de lana de baja calidad. Un tejido bueno debe ser denso y no tener espacios entre los hilos.

4.     Denim

El denim o mezclilla es de esos tejidos que no pone de acuerdo a la comunidad. Muchos tienen opiniones distintas sobre cuál es buena o cuál es mala. Pero para fines de nuestra pequeña guía te dejamos aquí las propiedades en las que están de acuerdo cuando hablamos de denim de buena calidad:

Lo primero que nos indica que el denim es de calidad es cómo se tejió y el algodón utilizado para crearlo. Si el algodón es de buena calidad, el denim se debe sentir suave y como si estuviera húmedo.

Si el denim es de mala calidad lo sentirás muy frágil, delgado o pesado y rígido. Este tejido debe ubicarse en un punto intermedio entre las propiedades anteriores.

La mezclilla es un tejido pesado por lo que sus costuras no deben deshacerse ni siquiera bajo una tensión muy fuerte. Para verificar las costuras puedes estirar la prenda en varios lugares, si notas que los hilos se separan no es de calidad.

Después de revisar las costuras, fíjate si posee puntadas dobles, es decir, dos filas de puntadas una junto a la otra o puntadas de cadena. Los fabricantes de alta calidad usan estos tipos de puntadas.

5.     Cuero

El cuero no es una tela, es más bien un material pero se utiliza mucho para crear piezas. La calidad del cuero depende de su “flor”, es decir, de la parte que contiene lana o pelo. El de “plena flor” se considera el de la más alta calidad y hace referencia a que es un cuero natural que no ha sido pulido o lijado.

La flor del cuero conserva las imperfecciones naturales del animal de donde procede. Estas marcas agregan autenticidad a la pieza y es considerada de mucha calidad. Otras formas de verificar la calidad de este material es:

Comprobando si una pieza nueva tiene arrugas o marcas. El cuero se arruga con facilidad y de forma permanente, por lo que una pieza de alta calidad no debe tener marcas o rayones. Por otra parte, las piezas no gastadas son sinónimo de que el cuero es quebradizo y de mantenimiento costoso.

Fíjate si las piezas de cuero individuales están pegadas o cosidas. El cosido suele durar más y sujeta más fuerte las piezas. El pegamento en ocasiones deja a la vista residuos que bajan la calidad del material. El buen cuero debe sentirse muy flexible.

6.     Sintéticos

Aunque las fibras naturales son mucho mejores para trabajar, las sintéticas nos brindan una serie de ventajas: son económicas, de buena calidad, versátiles y excelentes para reemplazar algunas fibras naturales.

Los tejidos sintéticos se escogen basándonos en el parecido que tienen con los naturales, es decir, por su apariencia. Pero estas telas tienen propiedades específicas que definen su calidad:

·        Son ligeras.

·        La forma de la caída.

·        La textura.

Cada una de estas características le da un acabado sin igual a la pieza final. Por ejemplo, las fibras sintéticas son de lo mejor para piezas de uso activo. Estas son livianas, elásticas, se secan rápido y son transpirables. Las vuelve ideales para ropa deportiva.

Debes saber que hay una gran variedad de tejidos sintéticos y cada uno tiene propiedades y usos específicos. En algunos casos unos serán más valiosos que otros, pero de forma general podrás fiarte de las propiedades que te comentamos como base para escoger los de mayor calidad.

Hemos llegado al final de la guía, esperamos que de ahora en adelante puedas identificar con más facilidad la calidad de una prenda para tu guardarropa. Si conoces otros consejos o detalles que consideres importantes para aprender sobre la calidad de una prenda, no dudes en compartir lo que sabes con nosotras.

Te recordamos que en nuestra tienda de Vitoria encontrarás montones de prendas y accesorios para tus proyectos. Pide cita en nuestra web desde AQUÍ y te asesoraremos. Estaremos encantadas de ayudarte. Y si tienes alguna pregunta o comentario, no dudes en ponerte en contacto con nosotras. ¡Te esperamos!

Sin comentarios

Dejar un comentario

¡Empezar a hablar!
1
🧵 ¿Podemos ayudarte?
Hola 👋😊
¿En que podemos ayudarte?